Migración internacional y desarrollo comunitario Opciones para la práctica colectiva y la política pública en zonas periurbanas de Cochabamba
Menu

0
Inicio: Migración internacional y desarrollo comunitario en Cochabamba, Bolivia
0
Presentacion: Migración internacional y desarrollo comunitario en Cochabamba, Bolivia
0
Proyecto
Investigadores
Cronograma

0
Exploraciones
Resultados
Datos Adicionales
0
Galería

Difusión

0
Contacto
Blog


JUSTIFICACIÓN

El trabajo parte de una necesidad urgente y práctica de conocer los efectos socio-económicos, culturales y políticos de la migración internacional desde la zona sud de Cochabamba, Bolivia.
leer más . .
.


MARCO TEÓRICO

CAMINOS EN LA CONSTRUCCIÓN DE MODELOS TEÓRICOS DE LA MIGRACIÓN:
¿POR QUÉ UNA MIRADA PREFERENCIAL DESDE LA SOCIOLOGÍA
Y UN ENFOQUE EN LA RELACIÓN DIALÉCTICA ENTRE GLOBALIZACIÓN Y MIGRACIÓN?


Febrero de 2009

PREÁMBULO

Esta es una sistematización preliminar de conceptos claves que ayudaron al equipo de investigación en la reconstrucción del marco teórico general del estudio, previo a la realización de un análisis “final” de resultados, pero luego de haber tenido ya bastante reflexión desde aproximaciones teóricas diversas y sus posibles valores explicativos de experiencias empíricas que se han ido acumulando con los meses.

En busca de una respuesta a la pregunta: “¿Por qué y de qué manera nos interesa la política pública?” se consultó el libro: “La perspectiva teórica en el estudio de las migraciones” (1). Herrera, autor de este texto, ha recopilado un gran número de estudios y concluye que: “La lectura de los trabajos que hemos consultado… nos dan la impresión de no haber podido, o quizá no haber querido, llegar a un planteamiento teórico razonablemente congruente que ilumine en forma integral el problema de las migraciones humanas.” (p. 199). “…los estudios sobre las migraciones, con notables excepciones, están influidos por una pertinaz corriente de pragmatismo epistemológico.” (201). A la vez, Herrera cita a Wood (2) quien afirma que: “para que un hecho asuma el estatus de una observación científica válida, deberá tener cabida en un marco teórico.”(p. 200).

Como posible salida de este dilema, Herrera sostiene que: “La consecución de este objetivo… demanda el uso de diversos instrumentos metodológicos que van desde la unidad conceptual en las definiciones hasta el uso de categorías mucho más complejas que las empleadas hasta hoy. Estas categorías por la índole de su magnitud, se han de referir a fenómenos globales de la sociedad y no solamente a una parte de ellos. Una teoría general de la migración tendría, por tanto, muchos puntos de coincidencia con la teoría sociológica y serían sus elementos de análisis tan a menudo tomados de esta última, que en realidad podría decirse que su formulación tendría solamente una importancia meramente enunciativa, tomando la forma de desarrollos teóricos complementarios o leyes particulares.” Concluye con una cita de Mangalam y Scharzweller (3; p. 17): “En el peor de los casos, si las teorías sociológicas contemporáneas fueran tomadas para conducir el estudio de las migraciones, tanto este último como el desarrollo de una teoría sociológica general, se verían beneficiados.” (el subrayado es nuestro).

DOS TEORÍAS SOCIALES EN CONTRASTE

Para implementar esta conclusión, Herrera no propone ninguna teoría sociológica en particular. Sin embargo, en la clasificación de textos sobre las causas de la migración, el autor propone el uso de dos: el cambio social, y el desequilibrio funcional. A la vez, estos dos modelos expresarían entre ellos una distinción entre enfoques metodológicos “macro” y “micro”: “Resultó evidente que la tendencia a realizar generalizaciones de carácter global, macroteóricas, obedecía a enfoques que tenían como punto de partida la observación de los fenómenos sociales en su forma dinámica y dentro de este marco, específicamente la migración apareció tratada como un elemento del cambio social…. Asimismo, los trabajos que seguían el método de estudio de casos o de nivel microteórico, descriptivos o incluso modelos matemáticos de alcance limitado, fueron reveladores de una preferencia a concebir las migraciones como un elemento compensador que tiene el objetivo de restablecer el equilibrio funcional de la sociedad transitoriamente perturbado por la migración, o por la inminente necesidad de que ésta se produzca.” (p. 14)

Más después, también identifica una correlación con “la visión del mundo y la realidad social” del propio investigador: “…los investigadores del llamado tercer mundo privilegian principalmente el enfoque macroteórico en el estudio de las migraciones, teniendo como objetivo central el problema de sus causas históricas y estructurales, mientras los estudiosos de los países centrales, con limitadas excepciones, prefieren obtener respuestas a nivel micro, de corto alcance teórico, con el propósito de encontrar las motivaciones personales que subyacen en la decisión de migrar.” (p. 199) Herrera cita a Simmons (4; p. 10) quien advirtió que los modelos sobre los determinantes de la migración producidos en los Estados Unidos y Europa: “indagan sólo hasta el nivel de las causas más próximas.”

ALGUNAS TEORÍAS RESUMIDAS

Llama la atención que Herrera centra su argumentación a favor de la construcción de un modelo teórico único en el estudio de las migraciones en dos objetivos: “identificar las causas comunes responsables de las migraciones en países de diferentes grados de desarrollo económico y social” y “explicar las aparentes contradicciones observadas en el comportamiento diferenciado del migrante a partir del análisis de las causas estructurales o las motivaciones psicosociales…” (p. 202). El libro respira un anhelo por un viraje hacia un enfoque que nos pueda llevar a un entendimiento más completo y generalizado de las causas y motivaciones de la migración. También el capítulo sobre “las consecuencias de las migraciones” tiene como trasfondo el deseo de entender el por qué de la migración, y el abordaje de los efectos de la migración internacional en los lugares de origen es muy limitado, a pesar de que el referido capítulo comienza con la siguiente referencia a Berliner (5; p. 446): “Se ha dicho que el conocimiento de los efectos causados durante el proceso migratorio es lo que más ayuda a comprender las peculiaridades de este fenómeno.” (p. 161).

Por otra parte, siguiendo a Castles y Miller (6), Herrera propone como unidad de estudio en el estudio de las migraciones al Proceso Migratorio, ya que “Las migraciones humanas, concebidas como un proceso y no como el encadenamiento de hechos aislados, han sido reconocidas como el centro analítico vital en su estudio.” (p.130). Pero también el capítulo llamado “El proceso migratorio” enfoca en las causas y motivos de las migraciones. Lo que nos permite entender esta contradicción entre el propósito del autor de promover un esfuerzo académico holístico y su no cumplimiento con este postulado al abordar la temática, es la constatación que el libro ha sido escrito a partir de la sistematización de estudios existentes y aborda sus lagunas en lo conceptual, pero sin hacer un análisis de las grandes ausencias en la definición de las preguntas centrales de estudio.

Quizás se deba a este abordaje limitado que las síntesis que hace Herrera de las principales propuestas de modelos explicativos de las migraciones, recopiladas de textos de Massey et. al (7) y de Arango (8), no parezcan ser muy atractivas para su aplicación como marco teórico general a lo nuestro. Lo que no quiere decir que no sean de utilidad. Dichos modelos son (pp. 186-194):

  • La economía neoclásica (Ravenstein, Lee,Ranis, Fei, Todaro,Sjaastad, Lewis, Stark, Taylor, Mincer), enfocado en los factores de push-pull de la migración.
  • La teoría del mercado dual de trabajo (Piore), que concibe la migración internacional “como la respuesta a una creciente demanda de trabajo de baja remuneración y prestigio en las economías desarrolladas.”
  • La teoría de los sistemas mundiales (Wallerstein, Portes, Walton, Petras, Castells, Sassen, Morawska) “…plantea que la penetración de las relaciones económicas capitalistas en las sociedades periféricas crea una población propensa a emigrar.” Dentro de este modelo surgió el concepto de “ciudades globales”.
  • La teoría de las redes (Massey), definidas por Arango como: “fusiones de relaciones (candidatos a la emigración con parientes, amigos o compatriotas, ya sea en el país de origen o en el de destino.” Aquí se introduce el concepto de “capital social”
  • La teoría institucional, la cual plantea que “el flujo de migrantes puede llegar al extremo de independizarse de los factores que originalmente lo causaron.” (Massey).
  • La teoría de la causación acumulativa (Myrdal, Massey) se basa en el concepto de la “cultura de la emigración”. Esta cultura sería desarrollada por la acumulación de múltiples causas definidas por modificaciones en el entorno social tanto en origen como en destino. “Para Massey los gustos y motivaciones nuevas, diferentes a las que prevalecen en el lugar de origen, el efecto de demostración y el acceso al consumo de bienes y servicios distintos, así como la esperanza de percibir mejores ingresos, hacen que el acto migratorio pueda repetirse a medida que las experiencias exitosas se van sucediendo.”
  • La teoría de los sistemas de migración (Mabogunje). Para este autor dichos sistemas son “puentes de relaciones sociales tendidos entre una serie de países receptores con un número determinado de regiones de origen y a cuyo mantenimiento contribuyen diferentes tipos de organizaciones con el fin de favorecer la continuación de los flujos migratorios.”
  • El modelo histórico estructural que interpreta las migraciones como “el producto histórico de un orden capitalista internacional compuesto por un núcleo de países industrializados y una periferia cuya estructura interna permanece subdesarrollada.”

UNA PROPUESTA DE SÍNTESIS

Sin llegar a cualificar su validez como modelo explicativo único, Herrera destaca el avance que brindan Castles y Miller en el ya citado libro publicado en 1993 (6) en el cual “se describen y explican las tendencias de las migraciones contemporáneas internacionales así como la diversidad étnica y los problemas sociales, políticos y culturales que se derivan de ella.” (p. 195). Los autores presentan las migraciones como fenómenos colectivos que deben ser examinados como subsistemas integrantes del gran aparato político y económico globalmente establecido” por lo que “cada movimiento migratorio puede ser visto… como el resultado de estructuras macro-micro en interacción… las macro y las microestructuras están conectadas entre ellas a todos los niveles. Separadas no dan cuenta de la realidad existente. Sin embargo juntas pueden ser examinadas como facetas de un proceso migratorio que las une”. (p. 196)

En verdad, tal como lo presenta Herrera, este modelo que –como ya se señaló más arriba –define como su unidad de análisis al Proceso Migratorio, parece brindar bastantes pautas para el análisis holístico que buscamos realizar. El autor sigue su resumen: “Las migraciones humanas no son actos solitarios decididos por los migrantes, ni en su forma individual ni colectiva, sino que responden a la construcción de una serie de situaciones sucesivas que se van enlazando. En otras palabras, se trata de un proceso en que una serie de complejos conjuntos de factores e interacciones apuntan hacia la migración e influyen y deciden su curso en cuanto a duración, tiempo y lugar. Ninguna causa solitaria o única es suficiente para explicar por qué la gente decide dejar su país o su lugar de nacimiento para instalarse en otro sitio ajeno y extraño.

Cuando se examina un movimiento migratorio es esencial tratar de entenderlo como un proceso, para lo cual resulta indispensable la formulación de preguntas específicas sobre todos sus aspectos integrantes. No obstante que cada movimiento migratorio tiene sus específicos patrones históricos, es posible saber hacia dónde y en qué dirección las migraciones evolucionan y de esta forma encontrar la dinámica interna que caracteriza el movimiento.” (pp. 196-7). A partir de esta propuesta, Herrera formula las siguientes conclusiones, con importantes consecuencias para el enfoque a elegir en cuanto a propuestas para la acción social y la política pública (pp. 197-8).

  • El proceso migratorio es la unidad de análisis básica para ubicar, estudiar y comprender todas las incidencias, causas y consecuencias de las migraciones internacionales en origen y destino.
  • Las migraciones y el asentamiento étnico están íntimamente relacionados con otras conexiones económicas, políticas y culturales que se han formado entre diferentes países en un proceso acelerado de globalización. Por tanto, la migración internacional, en todas sus diferentes formas, debe ser vista como una parte integral del desarrollo del mundo contemporáneo y es muy probable que crezca en volumen en los años por venir debido a las fuertes presiones para que la integración global continúe produciéndose.
  • Ello quiere decir que las medidas gubernamentales nacionales e internacionales no tendrán mucha eficacia para reducir la migración. En el mejor caso pueden ayudar a regular los movimientos y asegurar que éstos se produzcan bajo mejores condiciones humanitarias. El sistema económico imperante es el que propicia y seguirá estimulando las migraciones internacionales.
  • El más común de los resultados de un movimiento migratorio, cualquiera que sea su carácter inicial, es el asentamiento de una gran proporción de migrantes en el lugar de destino final y la formación de comunidades étnicas o minorías en el nuevo hábitat. De esta manera la emergencia de sociedades con mayor diversidad cultural debe ser vista como el resultado inevitable de reclutar trabajadores extranjeros a admitir movimientos migratorios masivos.

UNA POSIBLE FORMA DE VINCULAR TEORÍA Y PRÁCTICA

Las últimas páginas del libro de Herrera son dedicadas a la relación entre globalización y migración. Comienza distinguiendo tres corrientes en la conceptualización de la globalización, según Campioni (10). La tesis radical postula que el Estado-nación y sus fronteras institucionales han sido rebasados debido a la rapidez de las transacciones del mercado global, y dan paso a la vigencia de los “Estado-región”. La tesis escéptica sostiene que lo planteado por los ‘radicales’ es “un mito, inventado por los neoliberales, para arrojar golpes mortíferos al Estado de bienestar y sacrificar a la sociedad planetaria ante el dios mercado.”  La tercera tesis no define la globalización en términos de una interdependencia económica, que ya venía históricamente formándose, sino en la intensificación de las relaciones sociales. Nuestra existencia cotidiana está determinada, de acuerdo con esta posición, no solamente por lo que sucede en nuestro entorno tradicional, sino por lo que ocurre en todo el mundo civilizado Y ello influye en nuestra conducta, en nuestra manera de pensar y de actuar. Los factores económicos cuentan, están presentes, también se han generalizado, pero es el intercambio cultural lo que se muestra como la cara más característica de la globalización” (p. 205). Citando a Hirst y Thompson (11; p.4), Herrera resume: “En síntesis, se la debe entender fundamentalmente como una reordenación del tiempo y la distancia en la vida social.”

Sin brindar una revisión de estudios realizados, Herrera constata “la existencia de áreas de investigación todavía no bien exploradas y propone la “relación dialéctica entre migración y globalización (el subrayado es nuestro) como “un campo muy fértil de estudio” a partir de la identificación de “una serie muy importante de perturbaciones sociales que son intrínsecamente contradictorias” (pp. 206-10). Castles (9) las categoriza de la siguiente manera:

  • Contradicción entre exclusión e inclusión

“La globalización fomenta la división entre los individuos que participan en ella y la emigración es típicamente un aspecto de la disolución o el cambio de las estructuras económicas y sociales tradicionales… los excluidos del proceso de globalización perciben su situación como irreversible y la única solución que les queda es seguir el ejemplo de quienes han tomado antes el camino del exilio.”

  • Contradicción entre mercado y Estado

“… si los gobiernos de los países receptores intentan detener la circulación de personas, tarde o temprano enfrentarán dificultades con los países emisores y las restricciones a los flujos migratorios legales se convertirán en una práctica ilegal incontrolable. Por otra parte, aunque los países emisores lo son porque la globalización arrastra a los excluidos a la pobreza y a la emigración, sus gobernantes justifican tal situación como el efecto transitorio natural de las fuerzas libres del mercado y como una consecuencia de los ajustes necesarios para mejorar la competitividad y por lo tanto la participación de sus economías en la globalización”

  • Contradicción entre riqueza y pobreza crecientes

…es el corolario de los programas de ajuste estructural macroeconómicos que requiere la participación en la globalización….(y que) obligan a los gobiernos a abandonar las políticas tendientes a disminuir el desempleo y el nivel de los salarios, lo que se agrava con la aparición de grandes contingentes de migrantes expulsados de sus lugares de origen.”

  • Contradicción entre la red y el yo.

“En un medio en donde la eficiencia económica es el fin último del sistema, los individuos buscan el refugio en su semejanza étnica y sus afinidades culturales y los migrantes no son la excepción…. Recurren a la identidad del grupo para defenderse de la desigualdad, porque saben que están en el extremo más vulnerable de la escala social.”

  • Contradicciones entre lo global y lo local

“Lo que aparece como una decisión racional a nivel de los intereses generales, puede tener efectos nocivos para grupos sociales más reducidos y es sabido que los mecanismos de mercado forzados por los requerimientos neoliberales, pueden contribuir a polarizar estos problemas. Otra modalidad de esta contradicción se expresa en la evidente disminución de la capacidad de decisión delos gobiernos sobre la economía de sus propios países…y por siguiente la aparición de una creciente descentralización en la aplicación de las políticas públicas, que afecta directamente a las comunidades y localidades desprovistas de vinculación con el poder central.”

  • Contradicción entre economía y medio ambiente

“…las fuerzas del mercado, actuando por imperativo de su propia dinámica, no se detienen en consideraciones ecológicas. En algunas regiones los flujos de migración son un resultado directo del deterioro del medio ambiente…. El crecimiento urbano descontrolado debido a la inmigración también ha sido la causa de muchos conflictos.”

  • Contradicción entre modernidad y posmodernidad

El proyecto de la modernidad, nacido en la ilustración, se basaba en la ideología del progreso como una meta para alcanzar una sociedad mejor. La posmodernidad sin embargo plantea el fin de todos los instrumentos rectores de las relaciones humanas y por lo tanto no existe una vía única o común para que ese progreso se realice… la globalización implica construir una economía moderna integrada, sin embargo (he aquí la contradicción) dentro de una esfera política y cultural fragmentada. Lo anterior se refleja y tiene su mejor ejemplo en las migraciones internacionales ya que el ideal neoclásico que sostiene la libertad de circulación de la fuerza de trabajo como condición básica para maximizar las utilidades del capital humano y el equilibrio de los salarios, no puede ser logrado en ausencia de marcos políticos oficiales que garanticen los derechos humanos y las necesidades sociales de los inmigrantes…. No hay por tanto una correspondencia entre el plan general y los desarrollos particulares.”

  • Contradicción entre una globalización desde arriba y otra desde abajo

“…contra la imposición de la globalización desde arriba, ya se han venido organizando miles de movimientos locales “a ras de tierra” que protestan contra sus excesos…El principio de que todas las personas deberían pertenecer política y culturalmente a un solo Estado es cada vez menos funcional debido a la globalización y ello se refleja en los migrantes que son portadores de esta dualidad.”

La idea de un enfoque en las contradicciones alrededor de los procesos migratorios en el contexto de la globalización, brinda un formato de gran utilidad en la vinculación del marco teórico, el enfoque metodológico y la práctica empírica de un proyecto de investigación-acción como el nuestro. La lógica detrás de esta idea es que todas las contradicciones encuentren formas de expresarse mediante conflictos concretos, con más o menos visibilidad en los distintos niveles y ámbitos de la convivencia humana.

Puesto en estos términos, lo que nos interesa es (a) entender mejor la relevancia y las dinámicas que adquieren las varias conflictividades en un contexto periurbano con determinadas características; (b) priorizar un eje delimitado alrededor del cual se hará la lectura e interpretación de los hallazgos del estudio; (c) explorar las distintas opciones (y sus factores facilitadores o limitantes) que existan en los ámbitos de la acción social y/o de las políticas públicas para actuar sobre estas contradicciones y las conflictividades mediante las cuales se expresen; y (d) evaluar los posibles aportes de la experiencia a la construcción teórica.

FUENTES:

  1. Roberto Herrera Carassou. 2006. La perspectiva teórica en el estudio de las migraciones. Siglo XXI Editores. Mëxico.
  2. Charles H. Wood. 1982. Equilibrium and historical-structural perspectives on migration. En: International Migration Review, Vol. XVI, núm. 2.
  3. J.J. Mangalam y H. K. Schwarzweller. 1968. General theory in the study of migration: current needs and difficulties. En: The International Migration Review, Vol III,núm 1
  4. Alan B. Simmons. 1978. Cambio social y migración. International Development Research Center. Canadá.
  5. Joseph S. Berliner. 1977. Internal migration: a comparative disciplinary view. En: Brown and Neuberger (eds.): Internal migration: a comparative perspective. Academic Press, Nueva York.
  6. Stephen Castles y Mark J. Miller. 1993. The age of migration. International population movements in the modern world. The Guilford Press, Nueva York.
  7. Massey et. Al. 2003. Teorías sobre la migración internacional: una reseña y una evaluación. En: Population and Development Review 19, núm. 3
  8. J. Arango. 1993. La explicación teórica de las migraciones: luz y sombra. En: Migración y Desarrollo, núm 1
  9. Stephen Castles. 1997. Globalización y migración: algunas contradicciones urgentes. Discurso inaugural presentado en la reunión del Consejo Intergubernamental del MOST.
  10. Roger Campioni. 2004. Globalización y migración. ¿Retóricas contradictorias? Comunidad Virtual de Gobernabilidad, 13 de diciembre de 2004.
  11. HIrst y Thompson. 1997 (Falta la referencia)
  12. Zygmunt Bauman. 1998. Globalization. The human consequences. Polito Press, Cambridge.

última actualización 17/02/09